El folclore y los seres mitológicos en Hilda. Análisis.

¿Cómo surgieron las novelas gráficas de Hilda? Todo empezó cuando Luke Pearson (el creador) realizó un mapa de Islandia para un trabajo de la universidad. Para hacerlo, se basó en las localizaciones del folclore de Islandia. Y empezó a interesarse por la mitología de los países nórdicos. Se inspiró principalmente en mitología escandinava, pero también le influyeron mucho el folclore británico e islándico.

La primera novela gráfica de Hilda fue llamada Hildafolk. Esto es debido a que en Islandia se utiliza el término Huldufólk para referirse a los elfos o a otras criaturas escondidas. Y de ahí sale el nombre de Hilda.

Índice

Viendo entrevistas a Luke Pearson, en una de ellas mencionaba uno de los libros en el que se inspiró para crear las novelas gráficas: “Scandinavian Folk-lore; ilustrations of the traditional beliefs of the northern peoples” escrito por William A. Craigie, quien recogió las historias que narraban oralmente las personas de estos países. Lo que más le llamó la atención a Luke de estas historias fue la forma en que la mitología y la vida del día a día convivían en ellas. Y esto mismo quiso plasmarlo en sus novelas gráficas.

Me pareció interesante leer el libro y ver cómo son las leyendas en las que se inspiró para crear el lore de Hilda. Así, por cada ser mitológico he seleccionado la leyenda que más representativa me ha parecido y la he traducido y resumido en forma de un cuentito. Algunas de las historias del libro se parecen bastante a la forma en la que Luke las utiliza en Hilda. Sin embargo, otras solo comparten el punto de partida.

Curiosamente, yo ya había hecho algo parecido inspirándome en leyendas vascas para crear mi serie Oihanbeltz.

No todas las criaturas de Hilda aparecen en este libro, por eso unas cuantas se han quedado fuera de este análisis. Algunas incluso se las inventó el propio Luke, como los Woffs y los Salt-Lions.

Seres mitológicos

Roca troles

Luke Pearson usa la misma desventaja de los troles en sus novelas gráficas: la luz solar los convierte en rocas. Y juega con ello. No solo eso, también hay leyendas de troles a los que les molesta el ruido de las campanas y esta misma característica tienen los personajes de la serie. En las leyendas originales, al igual que en la serie de Hilda, los troles aparecen como criaturas feroces y temidas, pero, en realidad, son seres pacíficos a los que les gusta reunirse alrededor de las hogueras con su familia. Debido a la aversión a la luz solar, estas criaturas viven en cuevas dentro de las montañas.

El señor de madera

La comicidad de este personaje se nota en la leyenda original: un señor solitario construido de madera que entra en casas ajenas para tumbarse junto al fuego. Así, tal cual. Luke supo ver el juego que le podía dar y decidió usarlo como personaje awkward que aporta momentos de humor absurdo a la serie.

Elfos

Partiendo de este leyenda, Luke crea unos seres diminutos que se toman muy en serio quién les puede ver y quién no. Pero va más allá, añadiendo un componente cómico: para poder verlos es necesario firmar unos formularios. De hecho, los elfos de la serie están obsesionados con la burocracia, los protocolos y los informes. Para que algo sea oficial, hay que firmarlo. Y solo hay una forma de anular un contrato élfico: quemándolo con el fuego de una lombriz tilo. Los elfos viven en un extenso poblado a lo largo del bosque con muchos condados y clanes, y tienen una compleja estructura social con cargos políticos jerárquicos. ¡Incluso tienen sus propias leyendas burocráticas!

Lombrices tilo

Las lombrices tilo de la serie son criaturas antisociales que huyeron cuando se construyó Trollberg. Ahora solo queda una guarida de lombriz tilo en toda la ciudad, la cual se encuentra en la Isla del Caldero. ¿Y cómo encontrarla? Las señales que indican que estás cerca de una guarida de lombriz tilo incluyen follaje alterado, tierra removida y altas columnas de humo. Estos seres son muy grandes y tienen aspecto de dragón. ¡Incluso expulsan fuego azul por la nariz! Además, están dispuestas a ayudar a los demás siempre que se les dé algo a cambio.

Gigantes de oro

Según la leyenda, parece que los gigantes fueron los primeros habitantes de estas tierras, tal y como Luke nos narra en Hilda. Sin embargo, Luke amplía el relato. Antaño, los gigantes eran tan importantes que era incluso misión de un gigante joven sentarse en la cima de la montaña más alta para poder proteger la tierra de cualquier amenaza. Pero algo pasó: aparecieron los humanos y empezaron a construir ciudades que los gigantes pisaban y destrozaban sin querer. Hubo muchas discusiones y peleas. Finalmente, los gigantes se dieron cuenta de que ese ya no era lugar para ellos y se marcharon. Nadie sabe dónde fueron, aunque algunos cuentan que saltaron tan alto como pudieron y desaparecieron en el espacio. Solo quedó un gigante en la tierra: Jorgen, el último guardián, que no sé enteró de lo ocurrido y lleva siglos buscando a una amiga con la que quedó cuando los gigantes aún dominaban la tierra.

Asimismo, Luke también introduce otro tipo de gigantes: los gigantes del bosque. Estos son más pequeños que los gigantes antiguos (los considerados auténticos) y les tienen envidia.

Marras

Luke Pearson toma el personaje de las Marras y concreta más la leyenda que las rodea. En Hilda, las Marras son los espíritus de las pesadillas -¡y chicas adolescentes!- que habitan en el bosque Holdyer y todas las noches entran en las habitaciones de las personas para crearles pesadillas a partir de sus miedos. La única forma de evitar el ataque de una Marra es atándose a la cama con un cinturón de piel.

Espíritu del agua

En la sección correspondiente a las criaturas del agua, el libro tomado como referencia presenta varias leyendas sobre distintos seres muy parecidos entre sí. Solo una de dichas leyendas corresponde al espíritu del agua, pero este tiene bastante poco que ver con el espíritu del agua que vemos en Hilda. El personaje de la serie se parece más a una criatura con forma de caballo llamada Nykur. A mi parecer, Luke se inspiró en ambos seres y creó el suyo propio. Su personaje es un espíritu benevolente que ayuda a cruzar el mar a los viajeros. Como detalle, se le llama soplando una caracola los atardeceres de marea alta.

Ratón de marea

En lugar de utilizarlos para ganar dinero, en la serie de Hilda, los ratones de marea se utilizan para ayudar a que un amigo tenga buena suerte. Sin embargo, este hechizo tiene una cara oscura: los ratones robarán el alma de la persona hechizada. Para romper el hechizo, hay que devolver el ratón a su hogar antes de que pasen 30 días y la bruja que lanzó el conjuro tendrá que realizar un canto mágico cuando salga la Luna. Después, hay que alimentar al ratón con un pequeño bocado de pan o nunca será posible deshacerse de él.

Fantasmas

Los fantasmas de Trollberg se despiertan de forma muy parecida a los fantasmas de la leyenda original. Hay que frotar un bastón mágico en la tumba mientras se lee un conjuro. Y las discusiones entre los fantasmas y los vivos se resuelven con una pelea de lucha libre.

Conjuro mágico:

En lo profundo de la tierra yacen sus huesos para la posteridad, pero esta noche se mueven y gimen cuando sales a jugar.

Hilda.

Nisse

¿Pequeños seres que viven en las casas sin que nadie los vea y roban cosas?, ¿dónde se esconden para que nadie les pueda ver? Pues aquí está la solución de Luke Pearson: ¡en el espacio de la nada! ¿Y esto qué quiere decir? Se trata de un espacio formado por el espacio desaprovechado de los hogares. Por ejemplo, el espacio detrás de las estanterías, debajo del suelo, en la parte de arriba de los armarios, etc. La suma total de estos espacios es el espacio de la nada, que se manifiesta como una especie de habitación extra en la que solo puede entrar un nisse. Todo lo que se pierde detrás del sofá y todo lo que no se usa durante mucho tiempo acaba en el espacio de la nada. Algo muy curioso es que todos los nisse de la serie se llaman Tantú, tal y como algunas personas llamaban a los nisse en Suecia (“Tomte”).

Draughen

Tomando este relato como punto de partida, Luke construye toda una leyenda alrededor de los draughen. Son los espíritus de los marineros naufragados, condenados a navegar en un barco fantasma para siempre, separados de sus seres queridos. No son seres pacíficos y si alguien se encuentra con ellos -aunque esto solo puede ocurrir los días de tormenta-, querrán arrastrarlo a su misma suerte. Sin embargo, si las personas cautivas los derrotan en una carrera a un puerto seguro serán liberadas al momento.

2 comentarios en “El folclore y los seres mitológicos en Hilda. Análisis.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: Maider Avila. FINALIDAD PRINCIPAL: Recogida y tratamiento de los datos personales, gestión de la información solicitada a través del formulario de contacto. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre la Política de privacidad.

Ir arriba
Desarrollo Web
RAQUEL A.G.
Fotografía Contenido
JOSEAN AVILA

¡Suscríbete a mi newsletter!

Espero que te haya gustado esta entrada. 

 Si cada tres martes quieres recibir un nuevo análisis directamente en tu correo, puedes dejarme aquí tu email. Y solo recibirás un correo cada tres semanas.